Blog

Articulos y Publicaciones

Crean superhub para Emprendedores

Escrito por Angélica Pineda el 25 Jun 2014

Foto EE: Araceli López
Con una inversión de 30 mdp provenientes del Gobierno federal y del GDF este mes podría arrancar el centro que reúne en sus 3,000 metros cuadrados el ecosistema integral para el emprendedor.

Como una ciudad de los niños para emprendedores, así resume Marcus Dantus la construcción de 3,000 metros de superficie que va tomando forma en el corazón de Legaria. Es el Start Up México (SUM), un ambicioso proyecto para innovadores financiado por el Gobierno federal y el del Distrito Federal.

Dantus, ex director de Wayra, es el responsable de echar a andar el SUM, que reunirá bajo un mismo techo a emprendedores, servicios para estos, mentores, fondos de inversión, industria, academia y gobierno. Todo a la mano, y a través de una ingeniosa disposición del espacio, a cargo de Eduardo Ibarra, de Átimo Urbano.

El emprendimiento hoy está en boca de todos, a veces incluso sobrenombrado. Ha crecido mucho, pero según Dantus, no ha tenido el resultado esperado. “Lo que sí ha sucedido es que ya se cambió la cultura, los chavos ya piensan en crear. Es una montaña que ya comenzó a moverse y que nos va a llevar a un cambio importante”.

El proyecto, que Dantus confió arranque con la primera generación el próximo 30 de junio, nació de la necesidad de tener en un mismo espacio a todos los servicios y apoyos que el innovador requiere para sacar adelante sus ideas y convertirlas en empresas rentables, de alto impacto.

Sin importar su origen, se recibirán a empresas de tecnología, ambientales, sociales, incluso las tradicionales. El requisito es que sean de alto impacto.

“Esto quiere decir que, primero, sean de alto potencial, escalables fácilmente; segundo, que tengan un impacto en la sociedad y, tercero, que ayuden a fomentar el emprendimiento, que se conviertan en casos de éxito”.

SUM tiene como meta crear al final de este año 50 empresas, y albergar al mes de diciembre hasta 200 compañías.

COOPERACIÓN Y MERITOCRACIA

El superhub podrá ser un paraíso para los emprendedores, pero estar ahí no será un “paseo por parque”. La disposición del espacio y el mobiliario invitarán a la cooperación e integración, pero dentro de un ambiente competitivo. “Aquí la gente vendrá a echarle los kilos”, advierte Dantus.

Al estilo Google, el centro contará con módulos de trabajo para cuatro o cinco personas, aulas de clases, salas de juntas, auditorio para 200 personas, zonas de descanso, tienda para productos de los emprendedores, cafetería. Como parte de los servicios tendrá módulos para contadores, abogados y diseñadores; aula de fotografía e impresoras 3D. El segundo nivel estará destinado para los grandes corporativos, fondos de inversión y dependencias de gobierno. En la azotea se planean colocar un minigolf.

“Los que buscamos es generar un ambiente donde se incentive la cooperación, la innovación y la creatividad”, explicó Dantus durante un recorrido por las instalaciones.

La inversión fue de 30 millones de pesos, de los que el Gobierno federal aportó 90% y el resto correspondió a la administración capitalina, pero requerirá de alianzas con proveedores de Internet y de otros servicios para mantener su política de subsidios.

El centro es también una respuesta a un problema que dejan de lado las incubadoras: retroalimentar a los emprendedores cuyos proyectos no fueron aceptados. “Eso es serio, se están perdiendo proyectos que pueden ser buenos y los participantes no se llevan nada en el proceso”.

La intención del SUM es revertir esa situación. A través de una convocatoria permanente, que ya está en línea en su página, las propuestas son evaluadas mediante un cuestionario de poco más de 70 preguntas. Si la calificación que obtienen es baja, reciben ayuda para mejorarla hasta que puedan ser aceptados en el centro.

Los proyectos aceptados tendrán una primera etapa, de creación de empresa, de tres a seis meses; y otra de aceleración comercial de seis a nueve meses. “En total, un emprendedor no puede estar aquí más de un año y medio como parte del programa”.

“Lo que queremos con esto es crear un ambiente que incentive la colaboración y las ganas de venir a trabajar. Que te emocione venir a la oficina. Pero es también una meritocracia, aquí tienes un tiempo, y si en ese tiempo no la haces te vas y entra otro”, sentenció.

MEMBRESIAS

Hay también otra forma de entrar al hub: la renta de espacios. SUM ofrecerá membresías de 750 pesos y de 1,500 pesos. Una startup puede rentar su “oficina” por tiempo ilimitado. “Son costos de recuperación y es más barato que el Internet que pagas en tu casa. Es un precio subsidiado, por eso podemos darlo”.

Marcus Dantus estima que el SUM expida 50 membresías de cada tipo, que interactuarán con aquellas que están dentro de programa.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Comment