Lun - Vie : 08:30 - 17:30
(33) 3630-9877

Blog Möller Consultores

EL PRESUPUESTO ES LA PRINCIPAL TAREA DIRECTIVA

//
Comment0
/
Categories

Estoy convencido que en periodos de crisis como el que estamos viviendo, la elaboración del presupuesto es la principal tarea directiva, y, la gestión del control presupuestal debe ser la principal función del director general.

La triste realidad es que son pocas las empresas que tienen su presupuesto aun en época de crisis como la que estamos viviendo, es por ello que quizás el más grave error que cometen las MiPyME es justificar su decisión, implícita o explícitamente, de no elaborar presupuestos argumentando que no son de las empresas “grandototas”, que por su tamaño, volumen de operación o características de procesos, no se justifican los presupuestos o simple y sencillamente terminan convenciéndose que no los requieren, y, por lo tanto, continúan tomando las clásicas decisiones “de pasillo”, basadas fundamentalmente en su “intuición”, con todos los riesgos y amenazas que esto trae consigo, especialmente en medio de una crisis como la que estamos padeciendo.

Si en las épocas de crisis la buena labor presupuestal hace la diferencia entre las empresas que superan con creces los periodos de crisis, y, las que se convierten en víctimas de dichos periodos, en épocas de estabilidad, el nivel del compromiso de la dirección con la gestión presupuestal es el que hace la diferencia entre las empresas que año con año crecen, y, las que pasan los años y el único cambio que presentan es pasar de un estado de estancamiento a uno de continuo deterioro.

Pero, ¿por qué el presupuesto hace la diferencia entre crecer o no crecer? Porque el presupuesto es el mejor “puente” que puede tener una MiPyME entre el presente y el futuro deseado, por lo cual, cuando una pequeña empresa, año con año, no tiene un presupuesto, difícilmente puede ver más allá de las coyuntura del momento, es presa fácil del pesimismo que es un asesino implacable de las oportunidades; además, al no tener ese “puente”, que las “conecte” con el futuro, frecuentemente se “topan con pared” al tratar de transitar hacia su crecimiento y desarrollo, ya que su visión de largo plazo termina siendo deficiente, y, en el mejor de los casos, su visión de corto plazo es la que prevalece, ya que, desgraciadamente por lo general, se encuentran enfocadas sólo en lo inmediato.

Pero, ¡cuidado!, el hecho de que el presupuesto debe ser el puente entre nuestro presente y el futuro deseado, no significa que no tenga la mayor prioridad el planificar con visión de corto plazo, máxime en época de crisis como la que estamos viviendo, en la que incluso debemos hacer rigurosos ejercicios de análisis presupuestal de manera mensual, realizando incluso, los correspondientes ejercicios de comparación de manera semanal, ya que éstas, son actividades críticas en época de crisis para la permanencia de nuestras empresas.

Por lo anterior, en esta crisis, las probabilidades de supervivencia de nuestras empresas dependerán de nuestra habilidad para mantener nuestra atención, tanto en lo inmediato como en nuestra estrategia de crecimiento, y en lograr mantener nuestra visión de largo plazo. Esto, teniendo presente que para lograrlo es imprescindible que logremos “ver” más que cifras en los presupuestos, debemos lograr “ver” el plan de acción de nuestra empresa, en el que estén establecidas las metas y las responsabilidades de nuestros principales colaboradores.

Sin embargo, tampoco es mi intención que perdamos de vista que nuestra responsabilidad en un entorno de crisis es lograr la continuidad de las operaciones de nuestra empresa, y, que el presupuesto es la principal herramienta que podemos tener para evitar que nos tome por sorpresa la falta de los recursos indispensables para poder mantener la operación de nuestra empresa, ya que al tener nuestro presupuesto seremos capaces de evaluar la adecuada aplicación de los recursos que disponemos, que siempre son escasos.

Por último, quiero compartirte mi convicción de que superaremos esta crisis porque tengo mucha confianza y esperanza de que podrás lograr que el control presupuestal te ayude a unir y enfocar a tu equipo, y, sobre todo, que te ayudará a tomar consciencia de que, tanto estamos en el momento justo en el que es necesario que todos demos lo mejor de cada uno de nosotros como el hecho de que la permanencia de nuestras empresas depende del compromiso y responsabilidad con la que cada uno, de los que formamos parte de una empresa, realicemos nuestro trabajo, además, creo que el presupuesto se puede convertir en una “herramienta” poderosa para incentivarnos a “ver” las oportunidades que siempre existen a pesar de las crisis.


Autor: Ricardo Möller.

Abrir chat
Powered by